Santiago, Chile

Miércoles, 23 de Abril del 2014

Actualizado: Hace, hace pocos segundos.

14°

Buscador

Kundalini Contaminacion Espiritual Pentecostes

Descripción: EMOCIONES PELIGROSAS...... http://www.tiempodevictoria.com.ar/estudios/ayuda/7 Es indudable que las emociones constituyen la parte espiritual más ligada a los sentidos físicos. Son casi el censor de ellos. De la misma manera que el espíritu se une con el alma a través de la voluntad, hay un puente similar entre el alma y el cuerpo a través de los sentidos y las emociones. (Hebreos 5: 14)= Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. Acá está hablando de los sentimientos, de las emociones. Dice: el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez. Es decir que la madurez cristiana se alcanza, no llega desde los aires mágicamente. Pero vamos por partes: ¿Cuántos saben qué es lo que significa madurez cristiana? Creo que hoy se le va a explotar un poco el cerebro y va a entender algo. La madurez cristiana, en principio, no tiene absolutamente nada que ver con su edad, con el tiempo que lleva en la iglesia y mucho menos con el cargo o la posición que usted ocupa dentro de la iglesia. Cristianamente la madurez tiene que ver con el ejercicio de las emociones. Si usted va cruzando una calle y de improviso un auto le frena al lado y le toca un bocinazo, usted no reacciona en el espíritu ni en el intelecto, usted reacciona en sus emociones. O sea: se pega un susto de aquellos. Se puede quedar paralizado, pegar un salto, brincar, pedir disculpas por andar abriendo la boca o enojarse con el conductor del auto. Bueno; es así en la vida cristiana. Su reacción ante determinadas circunstancias, marcan su madurez cristiana, de dominio de usted mismo. Por eso dice que el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez. Para los que POR EL USO tienen LOS SENTIDOS EJERCITADOS. Es decir que la madurez cristiana, su relación con Dios, depende, va a dar como fruto, que sus sentidos estén ejercitados. La mente se renueva, la voluntad se somete a Dios, y las emociones se ejercitan. La mente se renueva por la palabra, oyendo el Logos de Dios, oyendo a Cristo. La voluntad se somete a Dios. No existe la oración de: "Señor... cámbiame, renuévame." Nadie puede pedirle a Dios que haga lo que Él dijo, exactamente, que tenemos que hacer nosotros. Romanos 12:2 no dice: "Permitidme que os renueve"; dice: Renovaos. Usted no puede pedirle a Dios amor. El amor no se pide, el amor se decide. Usted ama a todos aquellos que ha decidido amar. Por eso es que el amor es una orden. Usted ama a quien decide amar, odia a quien decide odiar y guarda rencor a aquel a quien decidió guardarle rencor. La palabra dice: "¡Amarás a tu prójimo!" No es una sugerencia, es una orden. Entonces, los sentidos se ejercitan. ¿Cómo? En el discernimiento del bien y del mal. ¿Qué quiero decir, que las emociones son malas? No. Para nada. Las emociones son divinas, las puso Dios allí y todo lo que puso el Señor, es bueno en gran manera. Nada más que las puso bajo patrones diferentes a lo que nosotros vivimos.

Duración: 14:20 Seg.

Publicado el: 12 ABR 13, 05:52 am.

Visto: 5913 Veces.


CRÉDITOS (Fuente de Youtube): ANATEMASLGDBGMCL1